Historia de los astilleros ferrolanos (parte I)

En la segunda mitad del siglo dieciocho, bajo los reinados de Felipe V, Fernando VI y Carlos III se comenzaron a crear las bases de la fundación del astillero de Ferrol para la actividad de construcción naval militar. Las obras de las primeras gradas se empezaron a realizar en el año mil setecientos cuarenta,  al pie del monte de Esteiro, finalizándose la obra en el año mil setecientos cincuenta.

Construccion naval Ferrol
Grabado de la construcción de un buque en Ferrol siglo XVIII

Se eligió como emplazamiento del arsenal, la Casería de la villa de La Graña durante el reinado de Felipe V. En el año mil setecientos cuarenta y siete , el Marques de la Ensenada (Zenón de Somodevilla y Bengoechea), del cual recientemente se le ha erigido una estatua en los jardines de Herrera en Ferrol,

marques de la ensenada
Imagen del Marques de la Ensenada

propone la ubicación del arsenal en la villa de San Julian de Ferrol, siendo Ferrol de aquella una pequeña villa de pescadores (lo cual da idea de la importancia de la construcción naval en Ferrol). Las tareas de preparación de dicho arsenal se simultanearon con las del astillero, el proyecto consistió en la creación de una base naval con capacidad para la construcción de buques de gran porte, siendo concebida como una instalación de apoyo para el abastecimiento de los buques y defensa de la ciudad.

El emplazamiento de ambas instalaciones industriales llevaron aparejadas importantes mejoras en la villa de Ferrol con la finalidad de alojar al personal civil y militar de los astilleros,  incluidos sus correspondientes servicios asociados. Estas obras indujeron la creación del barrio de Esteiro,  para alojar a la gran cantidad de técnicos y profesionales necesarios para la construcción del astillero, a la par que también se habilitó el barrio de la Magdalena,  cuya función primordial era el alojamiento de la población no itinerante, con residencia habitual en la propia ciudad.

Imagen de la calle Carlos III en el barrio de Esteiro Ferrol
Imagen de una calle en el barrio de Esteiro

El primer navío construido fue el paquebote “San Miguel” seguido de los buques “San Fernando”, “Castilla” y la fragata “Galga”. Dada la buena calidad observada en las nuevas construcciones, el rey Fernando VI ordenó la construcción de las restantes gradas desde el año mil setecientos cuarenta y nueve hasta el año mil setecientos cincuenta y uno.

En el año mil setecientos cincuenta y dos se pusieron las quillas de doce navíos que fueron botados entre mil setecientos cincuenta y tres y mil setecientos cincuenta y cinco, que fueron denominados por el pueblo ferrolano como los doce apóstoles y que fueron bautizados con los nombres siguientes: “Eolo”, ” 2º Oriente”, ” Aquilón”, ” 2º Neptuno”, “Magnanimo”, “Gallardo”, “Brillante”, “Vencedor”, ” Glorioso”, “Guerrero”, “Soberano” y “Héctor”.

Con el rey Carlos III se construyeron diversas unidades navales y se realizaron importantes obras, entre las que cabe destacar la construcción de la gran dársena y el gran “tinglado para arboladuras, botes, lanchas, tablonería y sala de gálibos” edificio este que en la actualidad alberga la oficina técnica de Navantia Ferrol.

Imagen ofician técnica Navantia Ferrol
Imagen oficina técnica Navantia Ferrol

En el año mil ochocientos cincuenta se realiza la botadura del primer buque propulsado a vapor, bautizado como “Jorge Juan”, con maquinaria de diseño y construcción británica y en el año mil ochocientos cincuenta y seis la goleta “Santa Teresa” con una máquina de ochenta CV totalmente construida en los arsenales del Ferrol. En esta época de esplendor se crea la escuela de maquinistas de la Armada Española  y la de ingenieros navales.

En el año mil ochocientos sesenta y uno se construye el primer buque blindado y en la década de los ochenta el primer buque en acero, en esta época también se construyeron los cruceros “Navarra”, ” Reina Cristina” y “Alfonso XII”. Sirva como curiosidad que el buque “Reina Cristina” fue hundido en la guerra de Cuba y el crucero “Alfonso XII” fue retirado del servicio activo a principios del siglo veinte.

Alfonso XII en un dique flotante en la Habana
Alfonso XII en un dique flotante en la Habana

Desde su fundación hasta principios del siglo XX el astillero de Ferrol fue el constructor de un total de ciento sesenta buques de gran porte, así como numerosas embarcaciones menores lo que dio lugar al gran prestigio que adquirieron los astilleros ferrolanos a lo largo de su historia frente a su principal cliente, la Armada Española.

Esta entrada del blog se publicitará a través de las RR.SS en los perfiles de Javier Paredes (creador del post) en los enlaces siguientes, Twitter, Facebook, Linked-in, Tumblr y Path  Si te ha gustado el articulo y te apetece comentarlo, utiliza por favor la casilla que hemos habilitado en su parte inferior. Gracias por vuestra colaboración e interés en el contenido.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s